Cuidado de tus joyas

La joyería es delicada y la plata por naturaleza tiende a oxidarse cuando se expone al aire, almacenar tus joyas en su embalaje ayudara a retardar este proceso.

Trata tus piezas con cuidado, un paño especial para limpiar la plata (se adquiere en droguerías), devolverá el brillo a tus piezas.

No utilices productos químicos para limpiar tus joyas chapadas de oro y de plata oxidada, evita el contacto con productos químicos a base de alcohol como perfumes, acetona y lacas para el pelo; lávalas en una mezcla de agua tibia y jabón suave, sécalas con un paño tipo franela.

Cuando uses perfumes, debes aplicarlo antes de ponerte tu joya y esperar unos minutos a que se evapore un poco.

Procura no guardar varias joyas en un mismo estuche, así evitaras los roces entre ellas y que se rayen.

Trata tus joyería con cuidado y no tendrás ningún problema.